El control de la contaminación es esencial en el campo veterinario porque los animales son portadores de patologías peligrosas por el ser humano y con un riesgo de propagación rápida y difícilmente controlable.

Los animales son portadores de parásitos y bacterias,…. Ya sea en el transcurso de una intervención quirúrgica en la consulta veterinaria, o en el seno de una ganadería, los animales están expuestos a la contaminación. Efectivamente, al igual que un ser humano, un animal puede ser víctima de una infección en el transcurso de una intervención quirúrgica. Del mismo modo, en el seno de una ganadería, si un animal se contamina por un virus, este puede poner en peligro la salud de los otros animales que conviven en el mismo lugar. Por eso es fundamental desinfectar los lugares donde se crían los animales para protegerlos de posibles infecciones.