Salud

Según el Conseil Supérieur d'Hygiène Publique de Francia, una infección se considera nosocomial si esta no existía en el momento de la admisión del enfermo en el Hospital.

Un verdadero problema de salud pública

Las infecciones nosocomiales son consideradas problemas mayores de salud pública por su frecuencia, su coste y su gravedad. El riesgo de contraer una infección en el Hospital es del 7%, es decir, que de 100 personas hospitalizadas, siete contraerán una infección nosocomial. Esta cifra varía en función del Servicio en el cual se encuentre la persona hospitalizada, pudiendo alcanzar el 30% en un Servicio como el de reanimación.

Las infecciones nosocomiales afectan cada año a entre 700 000 y un millón de personas en Francia.

Estas infecciones complican la estancia de los enfermos en los hospitales generales entre un 5 y un 19%, y hasta un 30% de los paciente de cuidados intensivos. De promedio, estas infecciones prolongan la hospitalización de 4 a 5 días.

Se estima que unas 9 000 personas fallecen anualmente debido a las infecciones nosocomiales.

Múltiples orígenes

Las infecciones nosocomiales son de dos tipos:

  • las infecciones endógenas, es decir, el enfermo se contamina por sus propios gérmenes. Estos intervienen cuando la situación médica del paciente se vuelve frágil debido a factores como, la edad, la patología, los tratamientos, la calidad de sus cuidados. Las infecciones endógenas representan al menos el 50% de infecciones nosocomiales.
  • las infecciones exógenas, que pueden ser, o bien infecciones cruzadas transmitidas de un enfermo a otro, o infecciones provocadas por los gérmenes del personal portador, o bien, infecciones relacionadas con la contaminación del ambiente hospitalario.

Como causa de estas infecciones:

  • la ausencia de prácticas higiénicas. Recientemente, se ha demostrado que la causa principal de la transmisión de bacterias es la ausencia de higiene (ausencia de lavado de manos, ausencia de desinfección,...)
  • los progresos de la medicina y la cirugía con cuidados y terapias cada vez más agresivos pueden ser posibles fuentes de infección.

Entre las bacterias responsables de infecciones en los hospitales franceses, la proporción de cepas multiresistentes está entre las más elevadas de Europa: El 35% del conjunto de estafilococos aislados en el Hospital son resistentes a la meticilina. Es frecuente la resistencia de Klebsielles a las lactaminas...

Un verdadero coste económico, más costoso que la prevención

Las infecciones nosocomiales suponen un coste económico excesivo importante, debido principalmente a la prolongación de la hospitalización (4 días de media), al tratamiento anti-infeccioso, y a los análisis de laboratorio necesarios para el diagnóstico y seguimiento de la infección. Así, se estima que el seguimiento de una infección prolonga la estancia en cirugía ortopédica unas 2 semanas y aumenta los costes de cuidado del paciente un 300%.

Los diferentes estudios disponibles ponen de manifiesto una escala de costes muy amplia, desde 340 euros de media para una infección urinaria, a 40. 000 euros en el caso de una bacteriemia severa en reanimación. Las estimaciones varían sensiblemente en función del punto anatómico de la infección, de la naturaleza, del género, de la patología tratada, pero también del Servicio de hospitalización.
Aplicando una horquilla de coste excesivo medio de 3.500 a 8.000 euros por infección a las 750.000 infecciones nosocomiales anuales, se llega a un montante de gastos de 2,4 a 6 millones de euros.

De ese modo, una disminución del 10% del número de infecciones conduciría a un ahorro de 240 a 600 millones de euros, es decir, hasta 6 veces más que con el esfuerzo de prevención consentido por los centros hospitalarios, que se establece en un centenar de millones de euros.

Este rápido cálculo demuestra que el coste de la no-calidad es superior al de la prevención.

Hospitales, clínicas, consultas médicas, laboratorios

Estos establecimientos acogen regularmente a pacientes portadores de agentes patógenos y, a menudo, inmunodeficientes. Para disminuir o eliminar la posibilidad de aparición de infecciones, las superficies con las cuales el paciente está en contacto deben someterse a procedimientos rigurosos de limpieza y desinfección. Resulta indispensable contar con un sistema que permita desinfectar/esterilizar eficazmente el100% de las superficies de las salas (habitaciones, quirófanos,...).

Principales referencias: Hospital Pitié-Salpetrière, Hospital Robert Debré, Instituto Gustave Roussy, Instituto Pasteur, Laboratorio Bio-Rad

Geriátricos, centros de reeducación, centros de talasoterapia

Estos establecimientos acogen a personas por periodos de tiempo generalmente largos. Estos pacientes suelen ser a menudo inmunodeficientes, e incluso, inmunodepresivos. Aunque el problema de las infecciones nosocomiales es menos frecuente en este tipo de centros, es importante ser cautelosos e incluso controlar el riesgo infeccioso gracias a un concepto que permite tratar íntegramente las superficies.

Principales referencias: Lista disponible bajo solicitud

Ambulancias, bomberos

Las ambulancias y los bomberos intervienen casi siempre en situaciones de emergencia y transportan un gran número de personas diariamente. Cada persona transportada es susceptible de estar contaminada o depositar agentes patógenos en las superficies con las que están en contacto si no se aplican procedimientos de desinfección entre el transporte de cada paciente.

Principales referencias: Servicio departamental de incendios de Essonne, ambulancias (lista disponible bajo solicitud)